Los motivos por los que se decide recurrir a un psicólogo o a la psicoterapia son muchos y variados. El estrés, los problemas de pareja o familiares, o la inseguridad laboral pueden desbordar los recursos de que disponemos, lo que hace que atravesemos crisis personales o profesionales que hacen necesaria la ayuda de un profesional si han de resolverse adecuadamente.

La psicoterapia es un proceso en el que se identifican, se analizan y se resuelven conflictos de naturaleza emocional que llegan a afectar a la conducta, a las relaciones personales, a la salud y al bienestar físico y psicológico general.

La alegría que se comparte es doble alegría; la pena que se comparte es media pena.

(Proverbio sueco)

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información .aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies