¿Cuándo ir al psicólogo?

Todos pasamos por momentos en los que nos cuesta más tirar hacia adelante. Nos sentimos desorientados, insatisfechos, vacíos, inseguros, asustados, enfadados… En ocasiones sabemos por qué, pero no cómo resolverlo, y en otras ni siquiera sabemos por qué nos sentimos así, lo que se añade a nuestra desazón. Sentimos que vamos a la deriva y no hay modo de ver la luz al final del túnel.

En estos momentos, consultar a un psicólogo nos puede proporcionar orientación, apoyo, seguridad y directrices en un espacio privado y confidencial en el que podemos desahogarnos libremente, sin temor a ser juzgados en ningún momento.

No todo el mundo que acude a un psicólogo ha desarrollado un trastorno psicológico. De hecho, lo mejor es acudir antes de que el malestar psicológico sea tan intenso que podamos calificarlo de trastorno. Es decir, si iniciamos una terapia cuando empezamos a sentir las primeras señales de que algo no va bien y de que, quizás, necesitamos ayuda, el tratamiento será más sencillo y más breve.

Algunas de las dificultades y de los trastornos más habituales por los que se suele acudir a consulta, y con los que te puedo ayudar, son:

En el Diccionario psicológico  y en la sección de Trastornos psicológicosencontrarás una breve explicación de estos conceptos, entre otros.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información .aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies