Ataques de pánico

Episodio en que la persona se siente aterrorizada de repente y sin que parezca haber un motivo evidente para ella o para los demás. El estado de pánico emocional viene acompañado de una sintomatología física muy intensa, que puede consistir en uno o varios de los siguientes síntomas: taquicardia, dificultad para respirar, hiperventilación, temblores, mareos, sudoración, náuseas…

No suelen durar mucho, pero generan tal malestar que a la persona afectada le parecen muy prolongados y llega a pensar que está a punto de morir de un ataque al corazón o de perder la cabeza irremediablemente, sobre todo porque uno de los posibles síntomas es lo que se conoce como desrrealización, que es la sensación de que uno sale de sí mismo y ve el mundo que le rodea como a través de un cristal o de un velo y, a menudo, sin sentido y sin vida, como en un sueño.

Como el ataque es repentino, no avisa y aparece en cualquier parte, la persona desarrolla mucho miedo a que se vuelva a repetir lo que, desgraciadamente, aumenta las probabilidades de que así sea (profecía autocumplida).

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información .aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies