Otros trastornos o dificultades

A veces nos encontramos mal, pero ni siquiera sabemos expresar con palabras lo que nos sucede. Incluso nos es dífícil saber si estamos tristes, enfadados, decepcionados… sabemos que es una emoción negativa, pero estamos tan confusos que ni siquiera podemos ponerle nombre.

Otras veces se trata de una sensación de vacío, de carecer de objetivos en la vida, de no saber qué se hace aquí…

En definitiva, no es necesario padecer un trastorno mental o emocional para buscar ayuda psicológica. Es cuestión de volver a encontrar el equilibrio perdido y la sensación de que llevamos el rumbo de nuestra existencia.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información .aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies